Extractos Vegetales en Cosmética

El uso de plantas en los productos cosméticos cada vez está más extendido. La variedad de propiedades que ofrece el reino vegetal y su aplicación en los tratamientos cosméticos es un aliciente para los desarrolladores de productos que no se puede desaprovechar. Dentro del uso de las plantas en los productos cosméticos, nos vamos a centrar en los extractos, aunque haya activos con otra presentación como es el caso de los aceites que quizás podamos tratar más adelante.

¿Cuáles son las ventajas de los extractos vegetales para uso cosmético?

1.- La gran variedad de especies vegetales de las que disponemos. Prácticamente se puede encontrar en el mercado cualquier planta que deseemos incorporar a un producto cosmético. Dependiendo de la forma de extracción nos podemos encontrar con tinturas, extractos fluidos y extractos glicólicos.

2.- Los extractos fluidos (hidroalcoholicos) más concentrados, o glicólicos (obtenidos con propilenglicol/agua, e incluso glicerina) menos concentrados, se pueden incorporar directamente en cualquier tipo de formulación: emulsiones, sustituyendo parte del agua por el extracto en cuestión; soluciones acuosas, por incorporación directa;  serum, también por incorporación directa o si lleva fase silicónica se debe de incorporar en la fase acuosa. Quizás la única excepción sean los aceites, pero incluso se pueden “solubilizar” en ellos con algún tensioactivo que haga de solubilizante (tipo polysorbate-20 o PEG-40 castor oil). Las tinturas se suelen utilizar menos en cosmética, son también hidroalcoholicas aunque menos concentradas que los extractos fluidos. Por lo tanto, para utilizar los extractos vegetales en formulación cosmética no hay que ser siquiera un experto formulador. Además se pueden vehiculizar a través de los extractos, sustancias termolábiles, ya que en los procesos de extracción no es necesario adicionar calor. A la hora de seleccionar un tipo de extracto, me inclino por utilizar, siempre que pueda, extractos glicólicos; con ello evito la incorporación de alcohol en la formulación, aunque esto es sólo una opinión personal basada en la experiencia y con bastantes excepciones como es lógico, ya que puede que nos interese incorporar alcohol en alguna fórmula.

3.- Los tratamientos en los que se pueden usar, así mismo son muy variados: productos anticelulíticos destinados a movilizar los acúmulos de grasa y los líquidos intersticiales que dan lugar a la famosa piel de naranja; antiestrías proporcionando a la piel la elasticidad necesaria para que estire y vuelva a su sitio normal (por ejemplo en el caso del embarazo); cremas hidratantes favoreciendo la captación de agua por la capa córnea de la piel; antiarrugas, actuando desde dentro promoviendo la turgencia de las capas intermedias de la piel y manteniendo el grado de hidratación; leches corporales hidratantes, manteniendo el grado de hidratación y favoreciendo la regeneración de las zonas de la piel dañadas; limpiadoras, como coadyuvantes en la limpieza, arrastrando la suciedad y cerrando los poros; champús de uso frecuente o de tratamientos, para la caspa, grasa, caída del cabello, son muchos y variados los extractos utilizados para estos fines; after shave, también en la piel masculina los extractos vegetales ayudan a mantener la hidratación y a cerrar los poros después del afeitado;  productos para los pies, e incluso en fotoprotectores tienen aplicaciones interesantes.  En un segundo artículo, más descriptivo, veremos concretamente la aplicación de algunas especies vegetales en diferentes tratamientos.

4.- Los efectos indeseados o reacciones alérgicas son relativamente bajos, aunque pueden existir. La correlación que muchas veces se hace entre producto natural y ausencia de contraindicaciones o efectos secundarios no es correcta y hay que valorar cada ingrediente en su justa medida; lo que si se observa es una menor incidencia cuando se comparan con otro tipo de activos cosméticos.

5.- Otra ventaja es que se pueden formular en productos que se quieran considerar como productos naturales. La demanda de este tipo de formulaciones se ha incrementado notablemente en los últimos tiempos y las especies vegetales juegan un papel indispensable en el desarrollo de estos productos. Los organismos certificadores de productos cosméticos naturales aceptan sin inconveniente alguno los extractos vegetales en la formulación de cosméticos naturales.


Autor

maximiliano_perezManuel E. García Fernández

Director-Técnico de Gayga laboratorios.